Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
FINALIZÓ LA EXPO 2014
Expoestrategas, un golazo!
Los economistas Tomás Bulat y Mario Blejer, junto al analista político Manuel Mora y Araujo, participaron de Expoestrategas 2014. La 13° Conferencia de la Industria del Seguro contó, además, con la palabra de los protagonistas del sector asegurador, entre ellos Juan Antonio Bontempo, Superintendente de Seguros; Francisco Astelarra, Presidente de AACS; José Nanni, Gerente General de ADIRA; Alejandro Vanoli, Presidente de la CNV; y Mara Bettiol, Presidente de UART.
13 de agosto de 2014
Una vez más, Expoestrategas 2014 fue un éxito rotundo gracias a la participación de todos los jugadores de la industria aseguradora, entre ellos las principales cámaras empresarias, las aseguradoras, administradores de riesgos y brokers de la actividad.

El encuentro en números, que se realizó los días 11 y 13 de agosto: 5.900 asistentes, 82 sponsors, 42 conferencistas y 38 stands. Una edición renovada con nuevos espacios de networking y seminarios exclusivos para los temas más calientes que requieren de un análisis con mayor profundidad. Su tradicional conferencia, que presentó a los más reconocidos disertantes para la industria y una exposición concebida como una plataforma de negocios que nuclea a toda la red de actores del sector.

Un despliegue de contenidos y marcas sobre una superficie de 4.500 metros cuadrados en La Rural.

El equipo que integra Expoestrategas ya está trabajando para próxima edición. Prepárese lo vamos a volver a sorprender.



HAGA CLICK Y REVIVA EXPOESTRATEGAS 2014


GACETILLAS:


El sector asegurador destinó $16.000 millones a la economía real

Juan Antonio Bontempo, Superintendente de Seguros de la Nación (SSN), señaló en la apertura de Expoestrategas que el cumplimiento del Inciso K, que reorienta el destino de las inversiones de las aseguradoras hacia la economía real, superó la meta a junio de 2014, que era del 12,5% llegando al 13,3%, superando los $16.000 millones, lo que representa un crecimiento del 30% respecto a lo logrado en 2013. En tanto, la penetración de actividad en el país superó el 3% de participación en el PBI.
“Es un aporte más a la idea de desarrollar un circulo virtuoso donde se genere más inversiones, un mayor consumo, más trabajo y por lo tanto, más seguros. Esto marca el dinamismo del sector”, remarcó Bontempo.

El funcionario reveló que se logró definir un borrador de una nueva Ley de la actividad aseguradora, que fue elevado al Ministerio de Economía y que será presentado en los próximos días. El mismo, que busca consolidar la normativa para los próximos 50 años la actividad aseguradora, tendrá como base fundamental el trabajo consensuado, pondrá al eje al asegurado y en mejorar los controles por parte de los organismos de control.

Anunció también la conformación de un equipo de trabajo en convenio con el Ministerio de Agricultura y las cámaras del sector para avanzar en el desarrollo del seguro agrícola, que pretende trabajar en una especificidad, (ya sea por región o por cultivo) y que tiende a desarrollar políticas para mitigar el riesgo agrícola.

En tanto, adelantó que hay tres compañías en proceso de conformación como aseguradoras en el territorio nacional. “La perspectiva es favorable, hay una decisión política clara de apostar a este círculo virtuoso de generar empleo”, remarcó, y enfatizó sobre el interés de generar una cultura aseguradora en los argentinos, tarea que se emprendió desde la edición 2013 de la exposición y que a través del Ministerio de Educación lo extienden a las escuelas del país.

La decimotercera edición de Expoestrategas continuó con la ponencia de Francisco Astelarra, Presidente de la Asociación Argentina de Compañías de Seguros (AACS), quien habló sobre los motores de elección de los asegurados. En este sentido, indicó que la variable precio ocupa el tercer puesto, mientras que la trayectoria y la calidad de la compañía pesan más en la elección. La encuesta, realizada a 7000 asegurados que sufrieron un siniestro de automotores (desde noviembre de 2013 hasta abril de 2014) reflejó que el mercado asegurador, en términos de realidades de consumidores percibe buenos niveles de satisfacción, si bien los resultados mostraron una ligera declinación en relación a 2013. El canal de comunicación con el asegurado, la facilidad de comprensión de la póliza sobre los riesgos cubiertos y la agilidad, son los principales aspectos que deben mejorarse.

El primer panel de la mañana culminó con la presentación de José Nanni, Gerente General de las Aseguradoras del interior de la República Argentina (ADIRA), quien expuso el caso español del Consorcio de Compensación de Seguros (CCS), una entidad aseguradora que actúa conforme a la legislación reguladora, por fuera de la administración del Estado y no percibe aportes (patrimonio e ingresos propios, administrados por su consorcio).


Los fondos buitres coparon el Seminario de Inversiones

Alejandro Vanoli, Presidente de la Comisión Nacional de Valores (CNV), habló sobre la creciente consciencia global respecto a la necesidad de que los Fondos Buitres no puedan tener una resolución favorable, como surgiría de una aplicación a rajatabla de la sentencia del Juez Griesa. Sin embargo, destacó que no se percibe un clima de default de acuerdo al comportamiento del mercado, debido a la estabilidad de los precios de los activos.

El funcionario avizoró que la posibilidad de llegar a una sentencia amigable por vía privada es “bastante sostenible”, evitando incluir garantías ni compromisos públicos. “En semanas o tal vez meses esto va a estar resuelto, por eso la situación de la economía real de la argentina no se modificó sustancialmente”, destacó Vanoli, quien el pasado 5 de agosto reveló que la CVN presentó ante la Securities and Exchange Commission (SEC, de Estados Unidos) el pedido de información para detectar posibles maniobras especulativas de fondos buitre con los bonos de la deuda argentina.

En tanto, Vanoli destacó el bajo nivel de endeudamiento del país, con un nivel de deuda pública por debajo del 4 por ciento y una externa por debajo del 10 por ciento del PBI y se refirió a la nueva Ley de Mercado de Capitales que otorgó al ente regulador mayores facultades.

En cuanto al escenario 2015, año electoral, el funcionario adelantó que la perspectiva del mercado de capitales estará ligada a dos cuestiones: por un lado, el aspecto global que tiene que ver con el entorno volátil del nivel de crecimiento y por otro lado, en el plano local en relación a factores claves que afectan a la Argentina.

“No se avizoran shocks importantes. Hay elementos que indican que hay que ser optimistas. Si uno piensa en factores estructurales es posible pensar en tasas de interés más bajas y un escenario de mayor certidumbre en 2015”, remarcó.


La UART urgió a recomponer las tarifas del sistema

Mara Bettiol, Presidente de la Unión de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (UART), planteó en el marco de Expoestrategas 2014 la necesidad de una recomposición de las tarifas del sistema para poder “seguir sosteniendo el funcionamiento del sistema” y espera que sea una realidad en los próximos meses.

La directiva remarcó que los resultados técnicos son negativos, producto de la alta tasa de litigiosidad. “A pesar del enorme esfuerzo de las compañías, la siniestralidad vinculada a la litigiosidad se lleva una porción cada vez más grande de la prima”, manifestó. Al cierre del balance de 2014, la porción de la prima destinada a prestaciones (incluida la judicialidad) ocupa un 90%, si bien ha disminuido la tasa de accidentes y de fallecimientos.

En esta línea, destacó la reducción del 20% del índice de trabajadores fallecidos en 2013, producto de los trabajos en prevención desarrollados por todos los actores (que evitaron alrededor de 7000 muertes desde la puesta en vigencia del sistema). En tanto, expuso que del total de la prima, el 89,7% se asigna a prestaciones dinerarias y médicas, como así también la litigiosidad.

La directiva indicó que se encuentra en vigencia desde el 31 de julio de este año una norma de atención al público con el fin de mejorar y normatizar la atención de los reclamos de los trabajadores con respecto al servicio. También se dictó recientemente una norma de SRT con el objetivo de bajar la cantidad de días caídos y que aquellos trabajadores que estén en condiciones de retornar al trabajo, puedan hacerlo aun cuando no dispongan del alta médica definitiva debido a que siguen con alguna práctica de atención ambulatoria.

En cuanto a la reforma de octubre de 2012, distinguió que la misma dio respuesta a las principales inconstitucionalidades marcadas por la CSJN, las mejoras en las prestaciones dinerarias, la posibilidad que el trabajador pueda optar entre la acción civil y la cobertura de la ART, como así también que previó la posibilidad de constituir mutuas, el tope a los gastos y el fuerte incremento de las sumas adicionales y piso prestacional y destacó el aumento de un 240% de la suma fija.

Según apreciaciones de la UART en 2014, las ART deben administrar un total de 7600 nuevos juicios por mes (estiman un promedio de 95 nuevos juicios por año por cada 10 mil trabajadores cubiertos). Este año cerrará con un estimado de 84.000 nuevos juicios, que significan un 7% adicional con respecto a 2013. En el total de juicios ingresados lidera la Ciudad de Buenos Aires, en la cual a su vez, se observa un incremento “fenomenal” respecto del ingreso del año anterior (un 33% de incremento).

Lo anterior luce injusto a la luz de las mejoras que han operado en materia de prevención y reducción de accidentes, como así también de la mejora prestacional, de la baja de gastos (comerciales y de administración) y de una Ley dictada en octubre de 2012 que da respuesta a las inconstitucionalidades dictadas por la CSJN.

En tanto, Bettiol espera que la Justicia Laboral avale el funcionamiento de la reforma del sistema y aseveró que los fallos de la Corte Suprema de Justicia en su momento constituyeron una alteración de la base del seguro. Entre los próximos desafíos, remarcó la incorporación de personal de casas particulares, en donde se espera que se sumen entre 400 y 900 mil empleadas domésticas al sistema y sobre los precios diferenciales para las MicroPymes, en donde las ART no podrán aplicar alícuotas que superen el monto fijado por la reglamentación a dictarse.


La perspectiva a 2015 analizada por Mario Blejer: “un default no es un crimen”

El economista Mario Blejer fue el encargado de cerrar la primera jornada del mayor evento de la industria aseguradora. Afirmó que, en cuanto al nivel macroeconómico del país, tenemos un proceso inflacionario alto pero controlado, por lo que no llega a convertirse en una hiperinflación. Aseveró que el país ostenta la inflación más alta después de Venezuela y que ocupa el 7 u 8 a nivel mundial. Sin embargo, destacó, “no estamos en una situación donde vamos a desembocar en una crisis. Lo que pasa es que tenemos una combinación poco conducente a mejorar los niveles de vida”.

Blejer aseguró que el mayor déficit es la falta de inversión adecuada, sumado a un ambiente de poca confianza que ha llevado a que Argentina tenga un déficit importante desde el punto de vista de inversión, tanto privada como pública, local o externa. Aseguró que el nivel de inversión cayó al 17% del PBI.

El también vicepresidente del Banco Hipotecario indicó que hay 5 variables que importan al país: la situación de China, Brasil, el real, el precio de la soja y el nivel de liquidez internacional. El destacado economista aseguró que la economía real de Argentina se detuvo tras crecer a tasas satisfactorias y está en una recesión, si bien no a niveles preocupantes. “Casi todas las variables que determinan la demanda también han dejado de crecer”, remarcó.

Indicó que en 2009 la economía creció a tasas altas, con estabilidad de precios y acumulando reservas. “El problema es que que los pilares sobre los cuales el crecimiento se llevó a cabo fueron: el equilibrio en la balanza de pago y un presupuesto balanceado o con cierto grado de superávit. Estos dos pilares hoy se destruyeron. Hoy no tenemos equilibrio externo ni interno”, aseveró.

Destacó las situaciones que hay que resolver para poder acceder al mercado financiero internacional, “que no significa aumentar el endeudamiento”: el acuerdo con Repsol, el Club de París, los juicios en el CIADI, la normalización en el FMI, los holds out y el default residual. “Si no se resuelven todos los puntos, no podremos construir el puente que nos lleve de vuelta a la escena internacional”.

Con respecto a este último punto, enfatizó: “Creo que la discusión de si es un default o no es semántica y no tiene importancia. Un default no es un delito, no es un crimen”.


Para Mora y Araujo el segmento medio de la población definirá las elecciones 2015

El analista político Manuel Mora y Araujo, Socio y Director de la Consultora Mora y Araujo, estuvo presente en la segunda jornada de Expoestrategas 2014, que culmina hoy en La Rural de la Ciudad de Buenos Aires.

Mora y Araujo habló sobre la evolución del PBI de Argentina durante el siglo XX en relación con la del resto del mundo. Destacó dos grandes periodos: uno próspero y prometedor (desde comienzos de siglo hasta 1940) y otro que declina, independientemente del gobierno de turno, si bien diferenció un período de cierta recuperación que va desde 2003 a 2008. “No estamos yendo bien en el largo plazo”, remarcó el sociólogo.

Distinguió tres grandes segmentos en la sociedad, un 30% que pertenece al segmento de productividad alta, un 40% que pertenece al segmento medio y un 30% que pertenece al segmento de productividad baja, de los cuales aseguró que se tratan de “tres países distintos, con expectativas diferentes”.

En las elecciones legislativas de 2013, el 60% del segmento bajo, con tendencia a votar al peronismo, fue el que le dio a Cristina Fernández de Kirchner un voto mayoritario (18% del 33% que alcanzó el Frente Para la Victoria), si bien no fue suficiente para ganar la elección. El segmento del medio le dio un voto más moderado (10%), mientras que el alto le dio un 5%, indicó Mora y Araujo. “Para ganar una elección, se necesita una coalición que agrupe a los tres sectores sociales. Un candidato que consiga votos de un solo segmento no puede ganar”, sostuvo el analista.

Por otro lado, identificó cinco categorías de votantes: los ultra Kirchneristas, los Kirchneristas, el grupo medio, los Anti Kirchneristas y los Ultra Anti Kirchneristas. Los antikirchneristas, indicó, son más del 40% “pero están muy divididos, con pocos acuerdos y muchos candidatos”. Aseguró que un posible candidato del grupo de los antikirchneristas es el actual jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri en alianza con la UNEN. Sergio Massa, por su parte “pisa fuerte en el medio, lugar que antes ocupaba Daniel Scioli, quien necesita ganar las PASO”, aseguró.

Para el especialista, la clave es que los candidatos de los segmentos más extremos se acerquen al segmento medio: “ellos van a definir la elección”, aseveró. “No tengo ningún pronóstico para 2015”, remarcó el especialista y aseguró además que el Gobierno depende fuertemente de cómo está la economía, “que no está bien aunque al Gobierno le cueste admitirlo”. Estimó, que al igual que en 2013, en 2015 habrá muchos candidatos y “ninguno demasiado fuerte” y urgió a los empresarios a reaccionar, buscar consenso y plantear sus necesidades al gobierno para poder cambiar la “tendencia declinante del país”.


Análisis del Riesgo agrícola y de los incendios industriales


El evento de la comunidad aseguradora continuó con la exposición de Omar Fidalgo, Gerente Técnico de San Cristóbal Seguros, quien habló sobre los riesgos agrícolas y la furia climática. Reflejó que en la campaña 2012/2013 las primas emitidas rondaron los $1.687 millones; los siniestros pagados fueron de $2.451 millones, mientras que el capital asegurado rondó en los $55.367 millones.

La prima emitida en pesos, aseguró, creció exponencialmente a partir del boom de la soja. “En algo más de 10 años logramos duplicar la cantidad de hectáreas aseguradas, que cerró en: $ 23 millones en la última campaña con datos publicados".

Continuó la segunda jornada de Expoestrategas 2014 Pablo Cabrera, Gerente de Prevención de Riesgos de Allianz Argentina, quien habló sobre la creciente siniestralidad de incendios que tiene el ramo y sobre el panorama industrial del país. En este sentido, remarcó el incremento de la actividad industrial en el periodo 2004-2013, con un resurgimiento de industrias que estuvieron cerradas, el alto uso de la capacidad instalada (más allá de los límites de seguridad), la falta de inversión en nuevas plantas, la tercerización en nuevas industrias con bajos estándares de calidad y seguridad, la nacionalización de empresas y grupos, que según el experto implica una baja en los estándares corporativos de seguridad y la escasa difusión del concepto de gerenciamiento de riesgo.

Cabrera denunció que la legislación vigente es “muy básica y general”, que existe una confusión normativa y una falta de reglamentación técnica moderna, con profundas diferencias jurisdiccionales en la aplicación de normas y requerimientos y un retroceso en la adaptación de normas internacionales adecuadas.

“La mayor parte de los siniestros pueden evitarse o al menos reducir las consecuencias”
; aseveró Cabrera, quien llamó a “aprender de los siniestros y daños de los otros, como forma eficaz de proteger los bienes y la actividad de una empresa”.


Tomas Bulat: “Argentina no está en una crisis, está en un fin de ciclo”

El economista Tomás Bulat, encargado de cerrar Expoestrategas 2014, habló de las proyecciones a nivel mundial y de la situación de la economía argentina.

A nivel global, explicó que los números indican que la crisis de 2009 culminó, lo que se traduce en el comienzo de una etapa de crecimiento internacional, con inflación relativamente baja y un bajo índice de desempleo por fuera de Europa. En Latinoamérica, con un panorama dividido, aseguró que Colombia será el país con mayor crecimiento en 2014, junto con Chile, México, y Perú. En cambio, para Venezuela, Argentina y Brasil no se prevé un escenario de crecimiento, mientras que Paraguay y Uruguay van a crecer con un 6% y un 3% respectivamente.

El analista criticó a las economías cerradas, que no tienen posibilidad de crecer cuando la economía global está en crecimiento. “Argentina y Venezuela tienen un problema local, lo cual es una buena noticia. Si el mundo crece y nosotros no, nosotros somos el problema, o sea que queda por resolver el problema interno únicamente. En general, Latinoamérica está bien porque el mundo está bien”, destacó.

En cuanto a la inflación, expuso que en 2013 cerró en 7,1%, mientras que la de Brasil fue de 4.6% y la de Venezuela 5.6%. En tanto, China está creciendo a una tasa del 7.3% (con el yuan la instalada como la moneda más fuerte del mundo) e India a un 6%, lo que hace que en el resto del mundo crezca el consumo, beneficiando el escenario argentino.

Bulat destacó el fortalecimiento del dólar, mientras que la moneda que “miraremos con cuidado es el real”, ya que Brasil como gran exportador de commodities frente a un escenario de baja de precio, hará que crezca su déficit.

En cuanto a la Argentina, distinguió dos tipos de inflación: de demanda y de costos: “cuando el IPC crece más que el IPM hay inflación de demanda; cuando es al revés, es de costo. Argentina sufre una inflación de costo”, remarcó. La misma rondará un 39.8% para fin de 2014, con un mínimo que puede llegar a un 36%, aseveró en el cierre del evento.

Explicó también que el principal gasto del Estado son las jubilaciones y pensiones, que están adecuadas a la indexación: En tanto, en 2014 se presupuestó un total de $ 42.000 millones destinados a los subsidios, si bien ya lleva ejecutado a julio alrededor de $35.000 millones. El problema monetario, cambiario, de déficit comercial, energético y fiscal, que viene desde 2011 hace que el país no genere creación de empleo y tenga salarios reales negativos, si bien nominalmente crecen, explicó el economista.

Sin embargo, destacó que el país “no está en una crisis, sino que en un ciclo. Después de devaluar, viene la etapa de crecimiento. Hay que prepararse para cuando despegue la economía. El que se asusta, pierde”, enfatizó.

Estamos en una estanflación, indicó. De esta situación se sale con una recesión y explicó entonces, que el ajuste viene antes de la devaluación y que la devaluación será la corrección necesaria para el despegue de la Argentina.