Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
CRISIS DE LOS VALORES JURIDICOS
"Más del 80 por ciento de la gente cree que la ley no es respetada e incluso que es más conveniente violarla", reveló el abogado Guillermo Lipera.
1 de enero de 2007
El abogado Guillermo Lipera del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires, estuvo en Pool Económico para hablar de la solicitada que sacó esa entidad sobre "La Argentina ante la crisis de sus valores jurídicos".
"Esto surge a partir de una encuesta de Mora y Araujo de agosto –realizada en Capital y GBA-, respecto de cuál es la presepción de la dirigencia y del público en general del Estado de Derecho y la vigencia de la Constitución. El resultado fue alarmante. Más del 80 por ciento de la gente dijo que la ley no es respetada e incluso que es más conveniente violarla que respetarla. Además, el 90 por ciento le atribuye la causa de este problema a la falta de responsabilidad de los dirigentes, que no dan el ejemplo. Este es el pie por el cual sale la solicitada", introdujo Lipera.
El abogado, además, dijo que hay un desvío al hacer justicia: "no se juzga según la ley. No tenemos un auténtico Estado democrático y repuiblicano. No es democrático en tanto que no es representativo. La gente no se siente representada. Los legisladores votan conforme loq ue dice el Poder Ejecutivo de turo y no conforme a su conciencia y mucho menos conforme lo que piden los electores. Nosotros denunciamos que el congreso es un apédice del Poder Ejecutivo, y más aún el Senado", centenció el abogado.
Según Lipera, en la Argentina hay una gran falta de buena legislación, y eso genera incertidumbre en los jueces a la hora de aplicar la ley: "aún cuando tengan buena fe, les es muy difícil aplicarla porque no saben. Los legiladores viven en estado de emergencia. Recien el mensaje de que hay que sacar proyectos y sacan proyectos y después sacan leyes aclaratorias. Así, uno tiene que estar actualizándose a diario. Van y vienen. También hay mucha presión para los jueces porque son juzgados por sus centencias y no por su conducta", denunció Lipera.
En palabras del abogado, "no hay república, no hay independencia de los poderes y hay tendencia al Unicato", pero también aseguró que no se trata de algo propio de este Gobierno, sino de una tendencia.
Para lograr cambio, Lipera propone "sobrectuar y mandar el mesaje de cumplimiento de la ley". Denunciar y acercar propuestas de cabios es el principio de un camino de salida: "por ejemplo, en caso de los organismos de contralor del Gobierno, que pongan gente intachable para uqe nadie pueda cuestinarlos. En el caso del Senado, que decidan conforme a su conciencia. Zaffaroni y Argibay, si los senadores votaban según su conciencia, no pasaban la aprobación. A último momento, vía la intervención de los políticos a los gobernadores, consiguieron los votos que faltaban. Así sólo se consigue una Corte en la que, dentro de 4 mese, ya nadie va a creer", advirtió Lipera.