Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
IMAGEN DEL PRESIDENTE
"En los últimos dos meses la imagen de Néstor Kirchner bajó un 15 por ciento", determinó el analista político Eduardo Fidanza, de la consultora Catterberg y Asociados.
1 de enero de 2007
El analista político Eduardo Fidanza, director de la consultora Catterberg y Asociados, estuvo en Pool Económico para analizar cuál es hoy la imagen del Presidente Néstor Kirchner, según la reciente encuesta que realizó su consultora.
Hace tres años que Catterberg y Asociados realiza encuestas todos los meses sobre 800 casos en Capital Federal, Gran Buenos Aires, y las capitales más importantes del país, para medir, entre otros, el índice de imagen del presidente. "Según nuestros registros, la imagen del presidente vuelve a tener una caída entre julio y agosto. Hoy tiene un 55 por ciento de aprobación de su gestión (gente que lo califica bien o muy bien), un 34 por ciento evaluaciones regulares y un 9 por ciento de imagen negativa (gente que lo califica mal o muy mal)". Según Fidanza, la imagen de Kirchner viene en descenso: "en julio de 2003 tuvo su pico más alto que fue de un 83 por ciento de aprobación. Ya en febrero de este año tenía el 80 por ciento. Después tuvo una meseta del 70 por ciento en los meses de marzo, abril y mayo. Pero entre junio y julio bajó del 70 al 60 por ciento y de julio a agosto bajó otros 5 puntos. Esto quiere decir que en los últimos dos meses, la imagen del presidente tuvo un descenso del 15 por ciento". Aún así, el analista político remarcó que un 55 por ciento de imagen positiva en los meses 15 y 16 de la gestión es una puntuación muy alta para un presidente. "Lo que empieza a engrosarse es el margen de imagen regular. Lo que pierde de imagen positiva pasa a imagen regular. No tiene una imagen negativa relevante", aclaró.
Por otro lado, la consultora Catterberg y Asociados realiza encuestas sobre la imagen del Gobierno en general. En este sentido, también se ve una caída: "la imagen del Gobierno también cae en el último mes en un 17 por ciento. Una de las preguntas que hacemos es si el Gobierno sabe resolver problemas. La gente ahora pasa de decir que ‘sí sabe resolver problemas pero le falta tiempo’ a decir que ‘no puede’ o ‘no saber resolverlos’".
Según los datos que aportó Fidanza, los problemas que más restan imagen a la gestión del Gobierno son la falta de trabajo en primer lugar y a nivel nacional, y luego la inseguridad, la protesta piquetera, y los bajos salarios: "empieza a haber objeciones sobre el estilo de gobierno confrontativo. El presidente acumuló prestigio en su primer año porque comenzó su gestión con un discurso muy fuerte de liderazgo, de reivindicación de los argentinos y del Estado, con un discurso confrontativo con los organismos internacionales, con la vieja política, con la década del 90. Pero ahora yo marcaría dos momentos: el momento de consolidar este liderazgo y el momento en que empieza a haber conflictos en la calle. Ahí está el problema. La gente siente ‘ahora que tenemos un líder y hay lío en la calle... bueno, que nuestro líder reestablezca el orden’. Y ahí estamos viendo un problema en el ejercicio de la autoridad del Presidente. Sobre todo en la cuestión de la inseguridad y la protesta social, se forma una brecha en la que el Presidente y el Gobierno están perdiendo imagen". Para concluir, Fidanza aclaró que este proceso de caída se produce mucho más rápidamente en Capital y el Gran Buenos Aires.
Por último, el analista político destacó que quien viene con imagen positiva en ascenso (por lo menos hasta hace 30 días) es el ministro de Economía, Roberto Lavagna: "es el ministro mejor evaluado del Gobierno. Se le adjudica mesura, racionalidad y bajo perfil. Veremos qué pasa con su imagen en relación a la cuestión actual de aumentos de salarios".