Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
ANTEPROYECTO DE LEY DEL SEGURO
Nuevo cuerpo normativo
Tras un año de trabajo, y en el marco del Plan Estratégico del Seguro, la Superintendencia de Seguros de la Nación dio por conluida la elaboración del anteproyecto de Ley del Seguro. Acá, algunos de los puntos comprendidos en él:
19 de marzo de 2014
El nuevo cuerpo normativo que regirá la actividad una vez que se convierta en ley, unifica las leyes de seguros existentes e introduce distintas innovaciones.

Algunos de los puntos comprendidos en el anteproyecto de ley, son los siguientes:

* Se incorporan dos capítulos hasta ahora no incluidos en las leyes que rigen la actividad, el Reaseguro Nacional y la Defensa del Asegurado.

* Se crean dos fondos de garantías, uno para seguros obligatorios y otro para riesgos catastróficos. Para este último caso, se impulsará la creación de una extraprima que se cobrará con cada póliza. El fondo estaría destinado a eventos climáticos.

* En concordancia con la ley de Defensa del Consumidor, se eleva el plazo de prescripción (tiempo que se establece para reclamar en derecho) de uno a tres años.

* Para los casos de siniestros que generen controversias, se incorpora la instancia previa obligatoria (antes de una mediación o demanda judicial).

* Se faculta a la SSN para determinar los activos autorizados para las inversiones de las aseguradoras, priorizando instrumentos en línea con lo que hoy se conoce como Inciso K.

* Se crea un sistema de alertas tempranas escalonadas. Se implementarán Planes de Regularización para las aseguradoras, pero se establecerá legalmente que su incumplimiento supone automáticamente la revocatoria de la autorización para operar.

* En referencia al régimen de reaseguros, se elimina la operatoria de fronting.



Como usted sabe, el Superintendente de Seguros, Juan Bontempo, le puso firma a la resolución 38.052 que regula el accionar de los agentes institorios, para tener mayor control sobre ellos y que tengan más capacitación e idoneidad en la venta de seguros.

Las personas jurídicas tienen obligación de inscribirse en el Registro de Agentes Institorios (RAI) de la Súper. El registro se abre el 1º de julio. Los mandatos en vigencia serán válidos hasta el 31 de diciembre. Muchos bancos, entidades financieras, grandes retailers y automotrices ya empezaron a trabajar en adaptarse a los requerimientos de la norma. Otros están analizando si continúan operando bajo esta figura o si optan por armar un broker.

(Sebastián Dematei y Gastón Martínez, Gerencia de Autorizaciones y Registros).



Inciso K: aumentan los mínimos para invertir en proyectos productivos.

La Superintendencia de Seguros de la Nación estableció nuevos porcentajes mímimos que las aseguradoras deben destinar a instrumentos que financien proyectos productivos o de infraestructura. El promedio para el sistema pasará de un 10% a un 14,5%, lo que representa –según estimación de la SSN- “en la práctica un total de 5.700 millones de pesos más que serán invertidos en la economía real”.

Las empresas de seguros enviaron carta a la Súper explicando las dificultades para cumplir con las nuevas condiciones. Consideran que no hay instrumentos suficientes para invertir en la economía del país, además la rentabilidad es baja y en el caso de una venta de emergencia el mercado secundario para obtener liquidez no es bueno. EL CRONISTA. La Resolución 38186, con fecha 07 de febrero de 2014, establece la modificación del punto 35.8.1 incisos a) y k) del Reglamento General de la Actividad Aseguradora:

Al cierre de los Estados Contables al 30 de septiembre 2014:

- Las entidades de seguros generales, de seguros de vida y reaseguradoras deben invertir un mínimo del 18% del total de las inversiones (excluido inmuebles), y hasta un máximo del 30% del total de las inversiones (excluido inmuebles), en instrumentos que financien proyectos productivos o de infraestructura.

- Las entidades de seguros de retiro deben invertir un mínimo del 14% del total de las inversiones (excluido inmuebles), y hasta un máximo del 30% del total de las inversiones (excluido inmuebles), en instrumentos que financien proyectos productivos o de infraestructura.

- Las aseguradoras de riesgos de trabajo deben invertir un mínimo del 8% del total de las inversiones (excluido inmuebles), y hasta un máximo del 20% del total de las inversiones (excluido inmuebles), en instrumentos que financien proyectos productivos o de infraestructura."