Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
PESIFICACION
"La Corte debería concordar con la doctrina anterior (fallos Smith y San Luis) y declarar la inconstitucionalidad de la pesificación", dijo El abogado Alejandro Iturbe.
1 de enero de 2007
Jerónimo Cabrera tenía en el Citibank dos depósitos, uno de 28.342 dólares y otro de 4.514 dólares. Aplicando el decreto 214, el banco se los pesificó y se los acreditó en dos cajas de ahorro. Cabrera retiro el dinero sin formular reserva y cinco meses después presentó una acción de amparo. Hace una semana la Corte Suprema resolvió que los ahorristas que voluntariamente aceptaron la pesificación de los depósitos sin haber formulado reserva no pueden pretender recuperar los dólares. Con este fallo la Corte cierra la puerta de estos amparos llamados de "segunda generación" que se estima por unos 15.000 millones de dólares. Esto trajo tranquilidad al sistema financiero y a los mercados, pero mucha bronca entre los ahorristas.
Para hablar del tema estuvieron en Pool Económico los abogados Alejandro Iturbe, miembro del Estudio Linares, Quintana, Badeni & Gagliardo; Juan Hussey, miembro de la comisión de seguimiento legislativo del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal y socio del Estudio Guaia, Nardi, Hussey y Cappagli; y Sergio Bergenfeld, abogado de los ahorristas liderados por Nito Artaza, (Asociación Civil de Defensa Ciudadana).
"La corte dejó ver que quienes no habían hecho una reserva de derecho y quienes se habían sometido de modo voluntario a la legislación de emergencia sin reserva o estado de necesidad que pudiera impugnar después aquel régimen jurídico, no tenía después derecho a reclamar. Eso fue lo que pasó y es nada más y nada menos que la aplicación de la Teoría de los Actos Propios. Nosotros coincidimos y creemos que quien se sometió voluntaria y pacíficamente a un régimen jurídica determinado, mal puede después venir a cuestionarlo habiendo percibido antes los beneficios de aquel", declaró el abogado Alejandro Iturbe.
En coincidencia, Bergenfeld dijo: "conocemos y coincidimos con el considerando 22 que estableció la Teoría de los Actos Propios". Sin embargo, este abogado agregó un reparo: "de todas maneras creemos que de debe analizar profundamente la situación en la que las personas vivían en aquel momento para hacer jugar la Teoría de la Decisión Subjetiva. Hay que pensar que las personas hacía meses tenían sus ahorros confiscados por el Estado. A eso hay que sumarle los cambios constantes de Presidente y las alternativas impredecibles sobre lo que harían los bancos (si se quedarían o no en el país). La gente de alguna manera estaba presionada por las circunstancias y quizá por necesidad, ligereza o inexperiencia (esos son los tres supuestos que prevée el Art. Nº 954 del Código Civil), pudo verse compedida de aceptar coactivamente la entrega parcial del dinero. Técnicamente, con el precedente San Luis, coincido con Iturbe. Pero debo agregar el análisis profundo de la situación de aquel momento por la cual la persona pudo haber sido compedida a aceptar algo", concluyó Bergenfeld.
Los abogados fueron consultados sobre lo que todos se preguntan hoy: ¿con este fallo la Corte les cerró la puerta de estos amparos llamados de segunda generación? "Creo que no. En el caso Cabrera dejó la puerta abierta mencionando que él no acreditó un estado de necesidad tal que permita la impugnación de aquel régimen jurídico al que se sometió. Uno puede suponer que en caso de que existiera esa situación de necesidad y en caso de que se acreditara, la Corte podría fallar distinto", especuló Iturbe. Por su parte, Bergenfeld agregó: "la gente que cobró el dinero bajo reserva, al menos remitiendo una carta documento a la entidad financiera, podría estar a salvo de las consecuencias de este fallo. Por eso, lo que dice Economía respecto de los 15.000 millones es muy relativo".
Todavía falta el fallo de fondo. La Corte aún no se pronunció sobre la validez o la inconstitucionalidad de la pesificación. "Esto sería hacer poco menos que futurología. No se sabe qué va a hacer de aquí en más el Tribunal, mucho menos con su nueva composición. Si respeta y sigue la doctrina de casos anteriores tendría que declara la inconstitucionalidad. El caso Cabrera está fundado en presupuestos de hechos totalmente distintos a los otros, razón por la cual el fallo fue diferente. La cuestión de fondo ya se decidió en los fallos de los casos Smith y San Luis. La Corte debería respetar y concordar con la doctrina anterior y declarar la inconstitucionalidad de la pesificación por ser violatoria del Art. Nº 17 de la Constitución Nacional", concluyó Iturbe.

Seguros
"Respecto de las de las aseguradoras, que es mi especialidad, yo creo que todavía existe un enorme cantidad de asegurados que hoy por hoy aceptan de forma extraordinaria la profanación que están haciendo las aseguradoras sobre sus ahorros. Es importante que sepan que tiene la posibilidad de manifestar su disconformidad e iniciar la acción judicial pertinente para recuperar sus ahorros", dijo en Pool Económico el abogado Juan Hussey.