Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
INVERSIONES
"La sociedad argentina estima lógico no devolver lo prestado. No es un problema con un gobierno; es la gente que está de acuerdo en no pagar la deuda", dijo el consultor financiero Claudio Zuchovicki.
1 de enero de 2007
El asesor financiero de Silver Cloud, Claudio Zuchovicki, contó en Pool Económico cómo tomó el mercado la nueva oferta del Gobierno para los acreedores de la deuda, y por otro lado detalló cuáles hoy son las inversiones favoritas.
Según Zuchovicki, para analizar cómo el mercado tomó la nueva oferta por la deuda hay que dividir en dos a los bonistas: "están quienes compraron los bonos originalmente, aquellos que entre 1990 y 1998 confiaron en la Argentina y le prestaron plata. Este grupo obviamente perdió mucho dinero, porque si prestó $100, le quieren devolver $25 a 42 años a una tasa muy baja. Se nota en este grupo decepción y hasta resignación. Pero acá hay que aclarar que lo que pasa es que la sociedad quiere eso. No es un problema con un gobierno; la sociedad argentina está de acuerdo en no pagar. No es un problema de tal o cual ministro, sino que la sociedad argentina estima lógico no devolver lo prestado y, en tal caso, devolverlo mal. El otro grupo de bonistas, que es el que no toma tan mal la nueva oferta, es aquel que está integrado por quienes compraron sus bonos pos default a $25. No está tan mal para ellos. Entonces, yo digo que, para responder a la pregunta de cómo cae la nueva oferta, hay que decir que depende de a qué precio hayas comprado. Si compraste a $100 te cae muy mal. Si compraste a $25 te cae muy bien porque reconocer los intereses aumenta lo que te van a pagar y te estás ganando los intereses que le corresponden a los del otro grupo. En este sentido, yo creo que hasta es injusto", reflexionó Zuchovicki.
Otro punto que el mercado todavía no entiende, según el asesor financiero, es que a todos se les están dando bonos a 42 años, sin importar si los bonos de cada uno eran a 2, 3 ó por ejemplo a más de 30, como es el caso del bono más importante del Megacanje, el Global 2031: "es injusto porque a los primeros les estás sacando mucho y a los que tenían bonos como el Global 2031 no les estás quitando nada", explicó.
Por otro lado, Zuchovicki dijo que el hecho de que se ofrezca pagar menos no significa ahorrar plata: "si la Argentina es incumplidora va a terminar gastando más dinero porque a los incumplidores lo que no se les puede cobrar en capital se les cobra en intereses altísimos justificados en la tasad e riesgo. A la larga termina pagando más el incumplidor –aseguró-. Lo que estamos haciendo es un traslado generacional del pago de la deuda. No pagar es pan para hoy, pero hambre para mañana", concluyó Zuchovicki.
Por último, cuando fue consultado sobre materia de inversión, el consultor financiero dijo que las aquellas que se ajustan por CER siguen siendo las favoritas: "lamentablemente no cambiamos. La tasa de inflación real es muy positiva y rinde mucho más que el dólar", aseguró.