Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
VIDA Y RETIRO
Requerimiento: Que las inversiones del Inciso K tengan un rendimiento mínimo
La SSN les impone a las aseguradoras de Retiro, para las rentas vitalicias previsionales, el pago de una tasa testigo que está en el orden del 90% de la tasa Badlar. “Por eso requerimos es que las inversiones del Inciso K tengan un rendimiento mínimo: porque, si no, estamos comprando inversiones que rinden menos de lo que tenemos que darle a los asegurados”, dijo en Pool Eneas Collado, gerente general de San Cristóbal Seguros de Retiro.
18 de junio de 2013
San Cristóbal Seguros de Retiro cumple 25 años de operaciones en el país. Es una empresa capitales nacionales, que forma parte del conglomerado de empresas que integran el Grupo San Cristóbal. La aseguradora administra fondos por más de $1.200 millones de pesos, posee 15 delegaciones y 9 sucursales.

Pool Económico entrevistó a Eneas Collado, gerente general de San Cristóbal Seguros de Retiro.

Pool Económico: ¿Cuál es el balance que hacen a 25 años de la creación de San Cristóbal Seguros de Retiro?

Collado: Han pasado muchas cosas en 25 años… casi todas! Y muchas pegaron directamente en los seguros de Vida y Retiro. Si hacemos memoria, tenemos que empezar por el plan Bonex, allá por el año 1989, como primer impacto. Erman González, la crisis asiática, la crisis del vecino Brasil, la caída del Presidente de la Rúa, todos los presidentes que se fueron sucediendo sin solución de continuidad, temas impositivos que afectaron a las aseguradoras de Retiro como la retención sobre los valores de los rescates de las pólizas, la privatización del Sistema Previsional en 1994 (y la llegada de las AFJP) y la reestatización en 2008…

Todo esto sigue impactando en el mercado en su conjunto, así como también impactó aquello de la repatriación de inversiones que estaban en el exterior, y ahora lo del Inciso K. Pero a Retiro le pega un poco más aún, sobre todo el tema de las retenciones sobre rescates y la caída del diferimiento impositivo que estaba vigente hasta la reestatización del sistema en el año 2008.

Pool Económico: Contanos sobre las retenciones sobre valores de rescate.

Collado: En 2005 se dictó una normativa por la cual los valores de los rescates de las pólizas de seguros de Retiro tienen que llevar una retención a favor del fisco y como pago a cuenta del Impuesto a las Ganancias del orden del 3% sobre el valor rescatado, se sea inscripto o no inscripto. Los inscriptos obviamente lo pueden usar en su Declaración Jurada Anual, pero los no inscriptos lo estarían perdiendo. Es un impuesto, además, que pega directamente en la rentabilidad neta que percibe el asegurado.

Pool Económico: Hubo un achicamiento en el negocio de las rentas (previsionales y de riesgos del trabajo). ¿Cuáles son los productos o las líneas de negocios principales de San Cristóbal actualmente?

Collado: Las compañías de Retiro, antes de 2008 y la reestatización, tenían para colocar rentas vitalicias previsionales, rentas vitalicias de accidentes del trabajo, y los seguros de retiro voluntarios. El negocio de las rentas vitalicias previsionales murió por efecto de la reestatización. Hoy se administra una cartera cerrada, nada más… no entran nuevos negocios sino que se administra lo que entró en su momento.

Las rentas vitalicias de accidentes del trabajo se mantienen pero con una actividad con mucha controversia que termina en sede judicial, con un alto costo para las compañías. Es un negocio que se va achicando cada vez más como consecuencia de una modificación a la ley de Riesgos del Trabajo (LRT) del año pasado, en la cual se permitía a los damnificados (los beneficiarios de la LRT) que percibieran su indemnización con un pago único por parte de las ART o que la transfirieran a una aseguradora de Retiro para cobrarla en forma de renta vitalicias. Lo que pasó fue que la mayoría de los beneficiaros estaba optando por la opción de pago único, al contado, por lo que el negocio para Retiro cayó, en consecuencia.

En el presente, así, estamos vendiendo únicamente seguros de Retiro Voluntarios (que se pueden complementar con seguros de Vida) que pueden ser en pesos o en dólares, con una rentabilidad en pesos que para este ejercicio que termina alcanzó el 20% transferido a los asegurados, y que en dólares tienen un rendimiento estimado en el 4%. Las pólizas en dólares de nuestros planes tienen una rentabilidad garantizada del 0,75%.

Pool Económico: ¿Cómo evoluciona este mercado en cuanto a cantidad de pólizas vendidas?

Collado: Las ventas en seguros de retiro voluntario, que todavía sufren el peso de aquella modificación de 2005 con la retención sobre rescates a cuenta del IIGG, evolucionan de manera lenta pero sostenida. Tenemos unos 4.000 aportantes activos que integran en promedio 400 pesos por mes. Esta gente aporta durante toda su etapa activa (la que elijan, en pesos o en dólares y voluntariamente) y el fondo acumulado a la fecha que estimó para el retiro se transforma en el valor de una renta vitalicia y desde entonces empieza a cobrar por mes según lo que haya logrado acumular.

Pool Económico: ¿Y se vende en pesos?

Collado: Claro. Es lo que más se vende por la casi imposibilidad de conseguir dólares que impuso el cepo cambiario. Las operaciones en dólares cayeron en picada. En 2001, más del 90% eran en dólares. Luego, en 2008 con la reestatización, se empezó a mezclar un poquito: había pesos y dólares. Ahora quedaron todas en pesos.

Pool Económico: ¿Y se resintió la venta del producto?

Collado: Sí, se resintió por la venta de los productos en dólares.

Pool Económico: La inflación debe influir, ¿no? Porque hay cierta incertidumbre sobre la renta que se va a percibir y cuánto valdrá.

Collado: Sí. Hoy nuestra compañía está acreditando el 20% anual. Pero si a ese 20% se le retrae el famoso 3% para el IIGG, entonces estamos diciendo que los asegurados perciben bastante menos que el 20%. Esto contrastado con la inflación del orden del 25% anual, bueno, la brecha se va agrandando cada vez más en contra del ahorro.

Pool Económico: Bueno, eso le pasa a la mayoría de los productos de inversión hoy.

Collado: Exactamente. Empatar a la inflación es un mérito porque es un trabajo arduo. Igual, siempre digo que el primer paso es el más importante pero el más difícil: empezar a ahorrar. Luego casi involuntariamente las cosas se van a equilibrar en el lago plazo. Todo esto tendría que arreglarse en algún momento (estas brechas entre la inflación y el rendimiento de las inversiones).

Pool Económico: ¿Cómo impactó en San Cristóbal Retiro la repatriación de las inversiones de 2011?

Collado: En esa época (2011) nosotros teníamos un 6 ó 7% del total de nuestras inversiones colocado afuera. Nosotros y a todos los aseguradores inversores que teníamos colocados fondos en el exterior tuvimos que vender, deshacer las posiciones que teníamos afuera y traerlas a la Argentina. Esto nos obligó a vender cosas que uno no estaba dispuesto a vender a esos precios. Fue una pérdida.

Pool Económico: También está la cuestión del Inciso K. Como cierre, ¿cómo les está resultando el negocio, cómo les están dando los números en este panorama tan complejo?

Collado: Los número están dando muy bien porque tenemos un volumen de ventas que lo ameritan. Administramos fondos por 1.200 millones pesos que nos están generando muy buenas rentabilidades. Tenemos una situación muy cómoda en términos de relaciones técnicas: capitales mínimos con superávit, activos muy transparentes con mucho valor de marcado y pasivos muy bien contabilizados. Una parte importante van a instrumentos del Inciso K. Vamos a tener que llegar al 30 de julio con un 12% sobre el total de inversiones.

Pool Económico: ¿Y están posicionados en ese 12% ya?

Collado: Estamos intentando. Estamos por llegar al 12%. Esto tiene un componente que hay que analizar bastante. Si bien por un lado las inversiones del Inciso K son las que elige el Comité de Elegibilidad controlado por la SSN y el Ministerio de Economía, por otro lado y al mismo tiempo la SSN nos impone a nosotros para las rentas vitalicias previsionales el pago de una tasa testigo que está en el orden del 90% de la tasa Badlar (la que pagan los bancos privados en la Argentina). Entonces, lo que requerimos es que las inversiones del Inciso K también tengan un rendimiento mínimo, porque si no estamos comprando inversiones que rinden menos de lo que tenemos que darle a los asegurados. Es como si un banquero tomara plata al 20% y la prestara al 18%.