Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
ASESORES DE SEGUROS
El asesor Juan José Caeiro declaró en Pool Económico una de las preocupaciones más importantes del sector: "no tenemos cómo ubicar los riegos".
1 de enero de 2007
Los asesores productores de seguros Sergio Tortorelli, Aníbal González Maques y Juan José Caeiro estuvieron en Pool Económico para hablar sobre las principales dificultades que afrontan ellos como el principal canal de ventas de la industria aseguradora en la Argentina. Según Tortorelli, los afecta mucho el control de la Superintendencia: "El hecho de que las compañías de seguros y algunos productores estén haciendo las cosas mal, nos perjudica en el concepto que tiene la gente -comentó-. Nosotros a nuestros clientes los conocemos muy bien. Si logramos fidelizar la cartera vamos a seguir creciendo. El punto es que cuando nos enfrentamos a clientes nuevos nos miran torcido porque hay productores que hasta venden seguros de compañías que ya están cerradas. Estos cierres no fueron difundidos por quien corresponde. Falta control sobre los asesores y sobre las compañías", señaló.
Por su parte, Caerio resalta el problema de encontrar compañías en las que colocar a sus potenciales clientes: "No tenemos cómo ubicar los riesgos. Tenemos clientes y los asesoramos, pero después nos encontramos con que las compañías están reticentes a tomar riesgos y no hablo de los más grandes. Hasta los más simples son complicados. Y cuanto más solvente es la aseguradora, más estricta es", aclaró Caiero. Gonzáles Marques coincidió: "Hay políticas de suscripción muy duras y tenemos problemas con riegos medianos y pequeños. Hoy hay casos en los que directamente ni siquiera analizar en riesgo, te dicen que no de entrada. Y ahí es donde entramos en la vorágine de buscar una compañía y dejamos de ser productores para transformarnos en gestores de negocios. Hay que encontrar soluciones modernas para los problemas de hoy", reclamó.
Cuando los tres asesores fueron consultados sobre las ventas, también coincidieron en que aumentaron comparadas con 2002, año en el que perdieron mucha de su producción, pero que todavía no llegaron a los niveles que tenían antes de la debacle.
Algunos productores se quejan de las compañías en cosas elementales como los tiempos de emisión de las pólizas o en las cotizaciones. Sobre los servicios que las compañías les dan a los productores y sobre si son eficientes administrativamente, Tortorelli remarcó "la falta de capacidad técnica del personal en general". Además, dijo que hoy el rol del productor está bastardeado: "Las aseguradoras nos están tomando como empleados y no como los profesionales que somos. La filosofía que tendría que tener esto para que funcione es que nosotros somos los clientes de las compañías y que los asegurados son nuestros clientes", terminó Tortorelli.