Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
RIESGOS DEL TRABAJO
Opción excluyente: “Antes de optar, el trabajador sabrá cuánto le ofrece el sistema de Riesgos del Trabajo”
Lo explicó en Pool el Dr. Daniel Chequer, asesor de la senadora nacional Ana María Corradi De Beltrán, Presidenta de la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara de Senadores de la Nación. “Conociendo ese datos podrá optar si va por la vía del Fuero Laboral o si va por la vía del Fuero Civil”, agregó. El abogado Carlos Facal, por otra parte, enumera cuatro puntos del proyecto de reforma de la LRT que a su criterio afectan a los trabajadores.
2 de octubre de 2012


El Proyecto de Reforma de la ley 24.557 de Riesgos del Trabajo elaborado por el Gobierno ingresó al Congreso.

El martes pasado obtuvo dictamen favorable de Comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara de Senadores, con el apoyo del Frente para la Victoria y del radicalismo.

Y mañana, miércoles 3, será tratado en el Senado.

Como le reseñé en el programa del martes pasado, el proyecto imprime importantes mejoras en las prestaciones dinerarias y apunta a desarmar la industria del juicio que se disparó en el negocio desde la salida de los fallos de inconstitucionalidad de 2004.

Dato importante: el sistema –que da cobertura a 8,7 millones de trabajadores- afronta este año 65.000 juicios, un 14% más que en 2011, según datos de UART, Unión de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo.

Para hablar del tema Pool convocó al Dr. Daniel Chequer, asesor de la senadora nacional Ana María Corradi De Beltrán, Presidenta de la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara de Senadores de la Nación. La doctora es senadora nacional por la Provincia de Santiago del Estero del Bloque del Frente para la Victoria.

Chequer: El proyecto ingresó el jueves y ya el martes tuvo dictamen. La sorprendente rapidez tuvo que ver con el gran consenso de todos los actores y factores sociales que tiene este proyecto que se viene trabajando hace años. En 2009 salió el último Decreto presidencial con el que se trató de morigerar algunas de las fallas de la Ley de Riesgos del Trabajo eliminando topes e imponiendo pisos, pero no fue suficiente. Quedaron algunos huecos.

Hoy existe consenso que se pudo ver plasmado tanto el la presentación de la Presidenta cuando lanza el Proyecto como en la presentación misma del Proyecto el martes pasado en Senadores, donde estuvieron presentes los 15 senadores que integran la comisión, la UIA y un gran sector representativo de los gremios (como la OUCRA y la UOM), que son los sectores que más problemáticas tienen cuando con esto de los accidentes de trabajo.

Pool Económico: Tal como está el proyecto, ¿No se afrontarán posteriores fallos de inconstitucionalidad? Lo consultamos porque en el Foro de AAPAS un juez dijo que le parecía que el proyecto no se podía declarar inconstitucional, que no tenía ningún cuestionamiento de ese tipo; pero al mismo tiempo hizo un reclamo político: “Creo que debe existir el Cúmulo, al menos por un plazo de seis meses. Además, creo sólo litigar en la justicia Civil, desde el punto de vista ideológico, es criticable, tiene un gustito a revanchismo”, dijo el juez. Escuchar a un juez diciendo eso, prende las luces amarillas.

Chequer: Me apreciación es la siguiente. La ley vigente tuve infinidad de fallos. Los más importantes fueron de la Suprema Corte (Castillo, Milone y Aquino) y dieron por tierra la estructura misma de la ley. El nuevo proyecto (debatible o no para uno o otra mitad de la biblioteca) lo primero que hace es tomar esos tres fallos.

Parlamentariamente también se discute si se debe legislar a través de los fallos judiciales o por la realidad (en este caso la realidad la marcó la Corte Suprema).

Esos fallos están receptados en el proyecto, aunque igualmente se puede debatir sobre si el día de mañana la Corte podría tomar algunos puntos de la propia ley y declararlos inconstitucionales. Pero eso no lo sabemos. El Derecho es una ciencia social… los abogados decimos que la ley dicen lo que los jueces dicen que dice. Es un trabalenguas pero es así.

No vamos a saber qué pasará hasta que llegue algún caso específico.

Pool Económico: Uno de los principales cambios, o el principal, es que el proyecto establece un esquema de opción excluyente para que el trabajador decida si acepta el pago indemnizatorio previsto por la LRT u opta por demandar a su empleador por la vía Civil (no Laboral). Esos son los dos puntos importantes: la opción excluyente por un lado, y que las demandas tienen que ir por el Fuero Civil y no ya por el Laboral. El terceto que puede traer ruido es el tema de los accidentes in itinere, que no tendrían el aumento de la indemnización que plantea el proyecto.

Chequer: Tema opción: es volver un poco (“un poco” porque hay muchas diferencias) a la ley inicial de allá por 1915 que daba la opción del sistema Laboral o el sistema Civil. En aquel momento primaba lo Civil y el concepto de daño, cuando salió aquella ley, no estaba tan asimilado. Cuando cambió el Código Civil en el 68 se impone el concepto de daño objetivo (que invierte la carga de la prueba, y es el empleador el que tiene que probar que no fue de él la culpa del accidente). Eso hizo trastabillar al sistema en sí. Luego nos pasamos al otro lado de la balanza. Ahora, lo que dijo la Corte es que no se puede dejar al trabajador con la imposibilidad de acceder a un reclamo por la vía del derecho común que es el Civil. Pero hoy en día no se va al Fuero Civil sino que en el mismo Fuero Laboral se decreta la inconstitucionalidad de la Ley de Riesgos del Trabajo y se plica la norma Civil. El proyecto, en cambio, es diferente. Dice que el trabajador debe optar entre el Fuero Laboral o el Fuero Civil, no sólo entre la normativa Laboral y la Civil.

Pool Económico: Entonces, pude litigar por la vía laboral…?

Chequer: Sí. Puede optar por la vía Laboral o por la Civil. Y va a tener una ventaja que hasta ahora no tiene: antes de optar, tendrá la seguridad de cuánto es lo que le está ofreciendo el sistema de Riesgos del Trabajo (en la parte dineraria) y conociendo ese dato puede optar si va por la vía del Fuero Laboral o si va por la vía del Fuero Civil.

Pool Económico: Entonces el proyecto no cierra la posibilidad de la demanda Laboral. ¿Qué dice concretamente?

Chequer: Dice que aquel que está obligado a la reparación dineraria tiene que notificar en 15 días cuál es el importe exacto que le correspondería pagar. Una vez que el trabajador es notificado de este importe, debe optar entre seguir con la Ley de Riesgos del Trabajo en Fuero Laboral y seguir por el Derecho Común en el Fuero Civil. Antes el trabajador tenía que optar a ciegas.

Pool Económico: Ok, entonces la diferencia es que va a saber el importe. El tema es que la prestación del sistema, además de la indemnización dineraria, tiene un componente prestacional muy importante.

Chequer: Eso también es importante aclararlo. El proyecto establece en forma expresa que, independientemente de la elección del trabajador entre el Fuero Civil o Laboral, percibirá sí o sí las prestaciones que deben prestársele durante la enfermedad o recuperación/curación. Siempre va a tener esas prestaciones.

Pool Económico: El juez Migue Ángel Masa dijo que los jueces civiles son más fríos y existe caducidad de instancias. Lo dijo como señalando que no es la mismo para un trabajador actuar en la vía Civil o en la vía Laboral.

Chequer: Ahí la diferencia la hace ya no la cuestión de fondo sino la cuestión procesal. El Fuero Civil se va a guiar por el Código Procesal Civil y Comercial y el Fuero Laboral se va a guiar por la Ley de Ordenamiento Laboral.

Pool Económico: Para cerrar el tema de la opción excluyente. ¿Cuál es la opinión en Senadores?

Chequer: En la Comisión no hubo ninguna voz de la oposición en contra de la intención de modificar esto ni alguna opinión en contra del articulado en sí. Sólo hubo alguna opinión sobre por qué faltaba en esa reunión algún otro sector que no fue invitado o no vino o lo que fuera. Pero no era nada sobre el proyecto. Como este en la Comisión se debatió poco. Mañana miércoles sí se va a debatir. Mañana todos tendrán la oportunidad de dar su opinión.

Pool Económico: Sumamos a la mesa al doctor Carlos Facal, abogado, titular del estudio Facal, Martín & Asociados.

Facal: Tengo para señalar cuatro puntos que me parece que son graves porque afectan a los trabajadores que estén en una mayor situación de necesidad. Los menciono:

1) En primer lugar, el proyecto no modifica el artículo 12 de la Ley de Riegos, es decir que las indemnizaciones se van a seguir calculando con el ingreso base mensual, promediándose un año de remuneraciones anteriores a la primera manifestación invalidante. En un contexto económico en el que los salarios se ajustan entre un 20% y un 30% todos los años, es claramente lesivo para el trabajador.

2) El proyecto de ley mantiene la etapa provisoria para la incapacidad mayor al 50%. Esto quiere decir que al trabajador que tenga una incapacidad realmente grave, recién a los seis años del accidente (porque un año va a pasar por incapacidad laboral temporaria y otros cinco en etapa provisoria) le van a calcular la prestación dineraria con el salario promedio de hace siete años. Es otra locura y el proyecto no avanza sobre esto.

3) En los casos de incapacidades graves, cuando la carta que explicaba Chequer sea enviada al trabajador, como la opción es por “todo” y no simplemente por “la indemnización adicional del 20%” (tal como estaba en el proyecto del Dr. Tomada, de febrero de este año), en ese caso la opción va a ser, como digo yo, con cierto tufo extorsivo porque el trabajador con una incapacidad del 50% se quedó sin trabajo y encima tiene que elegir entre una prestación calculada con valores fuertemente desactualizados o empezar a tramitar un juicio que no le va a durar menos de cuatro años.

4) Deja afuera lo que causa el 70% de los juicios, que son las enfermedades. El proyecto dispone que los jueces se ajusten al baremo de la ley y al Listado de las Enfermedades. Pero ya todos conocemos la jurisprudencia de todo el país. Los jueces reconocen enfermedades con etiología laboral que no son exclusivamente causadas por el trabajo. En esos casos la ART va a rechazar y se va a abrir inmediatamente la opción del juicio dentro de la ley o fuera de la ley. Si va dentro de la Ley, puede resucitar la doctrina de la “indiferencia de la concausa” y la ART se verá obligada a responder por toda la incapacidad aún por aquella no causada por el trabajo.

Chequer: Para no entrar en los pormenores de lo que le falta a la ley (el Dr. Facal tiene razón en que algunas cosas faltan, y en otras no está de acuerdo)… lo que viene a hacer este ley –lo que dice el mensaje del Poder Ejecutivo– es a ordenar un poco el sistema, de lo que era la ley que salió del Congreso en el 96, lo que eran los fallos jurisprudenciales y lo que era la necesidad real actual de los trabajadores y de los empresarios. Recordemos que un sistema de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales tiene dos pilares: la salud del trabajador y el equilibrio económico (no menos importante). En ese equilibrio económico es el consenso que se buscó en este proyecto. Posiblemente podría haber habido proyectos con mejor tino o más vertientes al trabajador. Pero acá también se tiene que tener en cuenta esto.

Pool Económico: Mañana asumen que tendrán los votos necesarios para darle media sanción a este proyecto.

Chequer: Sí, el dictamen salió por mayoría si ningún problema (de 15 senadores, 13), así que…

Pool Económico: ¿Y cuáles son los puntos observables que se discutirán en Diputados?

Chequer: Sobre lo que los senadores digan en el recinto, no sé. Lo único que llegó a la Comisión en forma documentada como cuestionamiento u opinión es sobre los promotores de los seguros (productores) sobre el 5% de tope que les pone la ley. La ley es un ordenamiento también de la gestión/administración, y en ese marco les dice a las ART que para sus sistemas administrativos no pueden utilizar más del 20% de lo que les ingresa, y que de ese 20% pueden usar hasta un 5% para la comercialización.

Facal: A mí me parece que no es razonable y no es justo. Hoy los gastos de comercialización están en el 10% y lo están reduciendo a la mitad. No reconoce el trabajo del productor, sobre todo con las pyme y los microempleadores del país que es un sector muy grande.

VEA EL VIDEO DEL PROGRAMA AQUÍ