Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
PLAN DE SEGURIDAD
-
1 de enero de 2007
En el marco de una ola generalizada de inseguridad y del pedido de ayuda del gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Felipe Solá, el gobierno nacional trazó un plan de seguridad de 40 puntos.
La primera expresión concreta de ése plan es un combate frontal contra la actividad de los desarmaderos ilegales. En pocos días fueron desarticulados varios centros de distribución y clausurados docenas de comercios que venden repuestos de autos robados.
El dato que ha movilizado al gobierno es que la mitad de los robos de autos se hacen a mano armada, creando una espiral de violencia que va mucho más allá del hurto de unidades.
Las autoridades piensan que con este plan en pocos meses podrán exhibir como resultado una baja significativa en el robo de vehículos.
El secretario de seguridad, Norberto Quantín, dijo que el plan del gobierno tiene cinco prioridades básicas: luchar contra los desarmaderos, la droga, el contrabando y los secuestros. Y desarmar a la población.
Por su parte, Leonardo Andekian, jefe del departamento de análisis e investigación de siniestros de CESVI Argentina, que estuvo en Pool Económico, dijo que todavía no puede medirse el resultado de estos operativos.
En marzo la policía bonaerense abrió la Dirección de Prevención del Delito. Desde ese momento allanaron 308 desarmaderos ilegales, hubo 522 detenidos, fueron desbaratadas 22 bandas, fueron recobrados 5.800 autos y 200.000 autopartes robadas.
Un policía de la provincia de Buenos Aires le dijo a un ejecutivo de una aseguradora líder del mercado de autos que hasta junio estaban registrando entre 400 y 430 autos robados por día, que la semana que se lanzó el plan de seguridad se robaron 180 por día y que ayer el jueves de la semana pasada se robaron 45.
En comunicación telefónica con Pool Económico, también habló la senadora María Cristina Perceval (PJ Mendoza) quien presentó el proyecto que la semana pasada se convirtió en ley que prevé la creación de un registro de desarmaderos en todo el país y multas y arrestos para los que desarmen autos en forma clandestina como así también para los vendedores de autopartes robadas. Además obliga a las automotrices a numerar todas las piezas para seguirlas en su cadena de comercialización. La senadora dijo que la clave de la reglamentación es que las compañías de seguros, para los casos de autos de destrucción total, deben elaborar un acta identificando todas las piezas que sean posibles de reciclar para tener un control absoluto de las autopartes.