Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
INFORME AUTOPLANES
-
1 de enero de 2007
Los abusos en seguros de autoplanes y créditos prendarios para la compra de automotores encabezan, junto con las prepagas médicas y la telefonía celular, el ranking de denuncias en entidades de defensa del consumidor. En algunas de ellas representan hasta el 40% del total de los reclamos.
Según datos de estas organizaciones y de la Asociación de Productores de Seguros AAPAS, los seguros que se pagan en los créditos prendarios llegan a ser hasta un 70% más caros que los contratados en forma libre. Además, en el pasado esto generó que muchos consumidores estuvieran compulsivamente asegurados en empresas que quebraron, como fue el caso de Omega, teniendo que afrontar los siniestros con su propio patrimonio, porque si bien la concesionaria obligaba al consumidor a contratar con esa firma no pesaba sobre ella ninguna responsabilidad en caso de siniestro.
Después de una fuerte presión de las organizaciones pro consumidores y de AAPAS, en el 2002 la Inspección General de Justicia habilitó a los particulares a tomar el seguro en cualquier compañía del mercado.
Sin embargo, hoy los consumidores siguen denunciando que cuando quieren contratar un seguro con una firma que no opera con la concesionaria se les exige una cantidad de requisitos extras que terminan casi obligándolos a permanecer con el menú de opciones que ofrece la terminal automotriz.